¡ Frente a Ti, de frente a Mi !


Se avecina el 23 de Mayo, fecha que marca en gran manera mi vida...


Hace 5 años nació mi hija Arantza.
Recuerdo como si fuera ayer, todo lo que vivimos en el hospital. 
¡Fueron los peores días en mi vida!

Hoy me pregunto: ¿Cómo fue, qué no perdiera la razón? ¿Cómo fue, qué en esos momentos de angustia extrema y agotamiento emocional, no colapsará mi cuerpo y huyera de la realidad?

Traer al mundo un ser tan hermoso, pero desprovisto de lo necesario para sobrevivir; a lo mejor verle nacer en un segundo y verlo morir en el siguiente, era mí sentir.

Sabía que Arantza era prematura, que tenía un peso de menos de un kilogramo, que nacería, sí, pero con una esperanza de vida, no garantizada.
Que sería intervenida en un acto heroico, para hacerle respirar, pues sus pulmones no estaban desarrollados.
Que no era un nacimiento feliz.

Mas sin embargo yo estaba ahí para ella, y muy en el fondo de mi ser, tenía una, solo una esperanza.
La esperanza que sentí, la esperanza que mantuvo los latidos de mi corazón y mi cordura… Supero, todos los pronósticos desalentadores, todos los tratados de medicina, toda ley de probabilidad y toda clase de estadísticas. Mi hija vive y en algunos días, festejare sus primeros 5 años.

Arantza es una niña con discapacidad, aún no camina sola, no dice más palabras que: Papá, Mamá, Mami, Papi. Y me pregunto ¿Es importante, que hable y que camine? Mi respuesta es: Sí, no por mí, sino por ella. Ahora me planteo esta pregunta: Y si hubiera cumplido con las expectativas medicas, los pronósticos, hubiese sido parte de las estadísticas, y hubiese muerto al nacer… ¿Sería importante para ella y para mi, caminar y hablar? Supongo que la respuesta es: No, ya perdió lo más valioso que tenemos todo ser en el mundo, “la vida”. Así que esta respuesta abre un sin fin de disyuntivas…¿Cómo será su vida? ¿Cómo saldrá adelante? ¿Quién cuidara de ella al morir yo? Ta, ta, ta, tannn… ¡No lo sé, pero ella sí!

 Ella lucho por vivir, ella es feliz, ella sonríe, ella cumplirá 5 años.


Ayer , después de insistir en enseñarle a sorber de un popote o pajilla, lo logro, y supo que alcanzó una gran meta. Mi Esposo, mi hija Thania y yo, cada que sorbía, aplaudíamos; en el restaurante que nos encontrábamos, la gente nos miraba con extrañeza, los meseros descifrando si alguno de nosotros cumplía años; bueno, sí lograron comprender que se trataba de algo muy especial y nos llevaron globos a la mesa.

Hoy por primera vez, fue a regir en una silla de entrenamiento de esfínter; o sea “ya hace popo en el baño” (Risas). Uy!! ya se imaginan a la Madre ¡Bravo! ¡Muy Bien!

Como consecuencia de sus grandes logros, hoy comenzó a balbucear más, y a tratar de decir más palabras.
La enseñanza “terapéutica” o más bien “enriquecedora” que me deja Arantza, hoy por hoy, es que los niños con discapacidad, aprenden y logran su independencia corporal, como todo niño… POR IMITACIÓN.

Imitando a la hermana mayor

Quince días, me puse frente a ella y sorbí de un popote y lo logro.

Desde hace unos meses entramos juntas al baño, ella se sienta en su bacín y yo en el retrete; primero logro relajarse y orinar; hoy hace lo conducente para evacuar.
Entonces concluí, no de casualidad, sino por observación y orientación de una amiga profesional en psicología es... "ponte frente a ella, cuando quieras que imite tu conducta, ya sea, para hablar, para gatear, para ir al baño, etc."
Y como depende de la imitación aprender lo básico, también dependerá aprender lo esencial…“Ser Feliz” y me pondré todos los días frente a ella,  y seré una persona feliz, porque ella vive, porque ella es una persona, porque ella es un Tesoro y porque ella irradia Luz a mi ser.

La siguiente meta es “Soplar las velas del pastel” y en reconocimiento a su gran esfuerzo, gritar al unisonó...

¡FELIZ CUMPLEAÑOS ARANTZA!

4 to. Cumpleaños 

0 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe este blog por mail

Seguidores

Hazte Fan en Facebook

PCI Tesoros de Luz

Promocionar tu página también