PADRE RICO, PADRE POBRE... Gracias hijo por que no me escuchaste!!


¿Quién de nosotros no desea convertirse en rico? ¿Existe un camino que conduzca a la riqueza o ésta es solo cuestión de suerte para unos pocos? Las respuestas a estas preguntas, podemos encontrarlas en el libro “Padre rico, padre pobre”, convertido en best seller en los últimos años.

En este libro sus autores, Robert Kiyosaki y Sharon Lechter, ofrecen una interesante teoría que nos permitiría obtener la riqueza de forma real y concreta.

Esta nota, se la dedico a mi hijo Ezequiel, quien me ha enseñado cómo funciona el dinero desde sus 16 años. Sin duda alguna, "haberlo criado con un poco de hambre y un poco de frío", hizo que saliera adelante en el mundo de la iniciativa privada.

¿Cómo empezó su experiencia en la carrera de ventas? …Vaciando sus bolsillos, invirtiendo sus ahorros domingueros y haciendo que el dinero trabaje por él.

Con la situación que nuestra familia enfrenta, con ardua tarea de sacar adelante a Arantza, en su condición de discapacidad que presenta, fue necesario invertir tiempo en ella y retirarme del mundo laboral. Nuestra preocupación como padres se incremento e insistimos para que nuestros hijos mayores lograran un éxito académico, aun sin importar si les gustaba estudiar o no.
Mi tiempo lo he invertido en las terapias y tratamientos de Arantza; y el de mi esposo, lo emplea en cumplir con su trabajo, para traer el pan de cada dia. ¿Y qué paso? "Orden dada no supervisada se la lleva la .... " Pues, que nuestro hijo mayor Ezequiel, hizo todo lo que su espíritu emprendedor le ordeno; y hoy en día, viaja, se viste e invierte por su cuenta.

En mi ignorancia, insistí en que Ezequiel optara por un trabajo estable; pero, gracias a Dios, no me ha hecho caso alguno. ¡He tratado de hacer de un Empresario, un peón!

Cuando he leído el libro de" Padre Rico, Padre Pobre", me doy cuenta que mi hijo sabe cómo funciona el dinero y hace todo lo correspondiente para seguir viviendo de sus frutos, me guste o no, (que ahora, si me gusta) aunque duerma, se divierta y viaje de placer... Él gana dinero mientras lo hace.

Realmente esto funciona, pues hoy Ezequiel estudia para ser Intérprete de Lengua de Señas Mexicana, ¿Para ganar dinero? No, porque le apasiona y quiere ayudar a su hermana.


¿De qué trata el libro?

La columna vertebral del libro, la conforma la historia de Robert (uno de los autores) y un amigo (de nombre Mike) quienes a los 9 años se preguntan ¿cómo pueden hacerse ricos?

Como polos opuestos aparecen las figuras de dos padres: el padre de Robert (llamado “Padre pobre”) y el de Mike, a quien denomina “Padre rico”. A este último, Robert lo adopta como maestro en su camino por encontrar la fórmula para llegar a ser rico.

Dos tipos de padres

¿Cómo era cada uno de los padres a los que hace referencia el libro? El Padre pobre era un trabajador tradicional del gobierno, que ganaba bien pero tenía muchas deudas. El Padre rico era un hombre de negocios, que poseía tiendas, restaurantes y bodegas. Este hábil hombre de negocios, se convertirá en el consejero de los niños, y les explicará las formas de “hacer dinero”.

Para el padre pobre, el estudio era lo más importante. Su premisa era que su hijo se graduara en alguna carrera para luego poder conseguir un trabajo que le de dinero. Contrariamente, el padre rico creía que primero se debía trabajar por simple satisfacción y como inversión personal, y que esto conduciría a la riqueza.

El autor narra diversas situaciones en las que los niños buscan generar dinero, y en las que el padre rico, los acompaña y los instruye.

A través de estos relatos anecdóticos, los autores exponen las claves que le permitieron al padre rico ser dueño de su propia fortuna.

Veamos algunas de los caminos propuestos por los autores para alcanzar la riqueza:

§ Se deben adquirir inversiones, no obligaciones.

§ El dinero se debe invertir y utilizar razonablemente para dar frutos certeros.

§ Cada persona se debe hacer cargo de su propio negocio (ser dueño de algún sistema de producción), no un empleado asalariado.

§ La educación financiera es muy importante, y ésta no se enseña en las escuelas.

§ Se debe hacer lo mismo que hacen las grandes corporaciones: primero se debe ganar, luego gastar y por último pagar impuestos (para el autor los impuestos son simplemente ganancias para el gobierno).

§ El ahorro de dinero no conduce directamente a la riqueza.

§ Hay que desarrollar “activos” reales

§ Cada uno debe enfocarse en “el propio negocio”.

Según Kiyosaki y Lechter, la riqueza es medida como el número de días que el ingreso de tus activos puede mantenerte, y la libertad financiera se logra cuando tu ingreso mensual por tus activos excede tus gastos mensuales.

¿Por qué la gente no logra tener grandes ingresos?

Los autores afirman que mientras los pobres y la clase media trabajan para obtener dinero, los ricos hacen que el dinero trabaje para ellos. En esta sutil y gran diferencia, se encontraría el secreto develado en el libro.

Para superar los obstáculos en el camino para convertirse en rico, se debe evaluar lo que funciona, buscar nuevas ideas, organizar y tener una buena comunicación, para lograr un buen negocio.

Padre rico, padre pobre, es un libro que enseña a ganar el dinero inteligente y sabiamente. Presenta fundamentos y fórmulas que no se aprenden en la escuela ni en la universidad, sólo en la vida. 

Los Padres aportamos los principios de Honradez, de Temor a Dios; sembrando la semilla de ser "un buen Cristiano" . Con eso en su mente y en su corazón... lo que hagan... ¡Esta Bien!

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Que maravilla de chico, realmente inculcar buenos principios en nuestros hijos es lo principal y todo vendrá por añadidura!! Atte. Miros Hopskin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe este blog por mail

Seguidores

Hazte Fan en Facebook

PCI Tesoros de Luz

Promocionar tu página también